Clases de Violín, la Maravilla de Aprender a Tocarlo

Tomar clases de violín es una de las experiencias más hermosas

Se trata de un instrumento melodioso que nos regala un sonido que hipnotiza a quien tenga la suerte de escucharlo.

Su historia se remonta a la época donde se frotaban las cuerdas del laud y el rehab, que eran instrumentos que gozaban de gran popularidad en la Europa mediterránea del medioevo.

Por la época del Renacimiento en Italia salió la viola da gamba que producía sonidos por medios de las cuerdas.

Pero fue en el siglo XVII cuando aparece el violín, aunque no como lo conocemos ahora. Desde el siglo XIX ha tenido diferencias en el tipo de madera de algunas de sus partes.

Pero igual hoy se siguen construyendo los más hermosos instrumentos con las maderas más nobles y de mejor calidad, para obtener los mejores sonidos.

Beneficios del violín y consejos para un mejor aprendizaje

Aprender a tocar violín, ya sea un adulto o un niño, comprende toda una serie de beneficios. Podemos destacar estas ventajas que obtiene quien  comienza a hacer cursos de violín.

  •         Agudiza la memoria por medio de la música.
  •         La autodisciplina aumenta y quienes lo practican buscan tener perseverancia.
  •         Sin importar la edad, si se padece miedo escénico, puede enfrentarlo.
  •         Las emociones negativas se combaten exitosamente.
  •         Es una terapia musical que desconecta todos los sentidos.

Consejos

Si quieres aprender a tocar violín como el propio Paganini, tienes que tomar estos consejos que junto a la perseverancia y el trabajo duro te llevarán a cualquier conservatorio de música del mundo a que logres la música que siempre has querido tocar.

Durante las clases toma la postura correcta tal como te lo dicen los profesores de la academia.

De ser preferible utiliza el violín correcto, que no tenga fallas y que sea de calidad.

Trabaja con regularidad, más allá de las clases de calidad que recibas, practica porque solo la práctica hace al maestro.

Sigue el método que te enseñen en la academia, que es la única que te llevará a donde quieres llegar.

Toca despacio, disfrutando el ritmo de la melodía, no estás en una carrera.

Tu concentración debe estar centrada en la mano del arco.

Debes ir a conciertos, conocer a otros músicos, escuchar música y convertir al violín en tu mundo.

Si eres un adolescente, permítenos contarte que puedes aprender a tocarlo  y que te ayudará a mejorar habilidades cognitivas esenciales para tu desarrollo académico.

Te ayuda a mejorar las habilidades lingüísticas y obtienes todos los beneficios que te contamos líneas arriba.

No importa la edad en la que quieras aprender a tocar violín, y cuando te lo digo me refiero a que incluso si eres un adulto, puedes también aprender a tocar violín, porque este es un instrumento que solo requiere del esfuerzo que coloques en aprender a tocarlo.

No importar tu edad, el amor al violín es para siempre. Es más, ahora en la adultez vas a sentir más la música, aunque en las primeras clases no sonará como quisieras, sabes cómo tiene que sonar y trabajarás en pos de ello.

Todo es cuestión de amar este mundo y disfrutarlo al máximo.

Clases de violin

Este instrumento de cuerdas sobadas que es el más común de los instrumentos de música es de los que tiene más demanda dentro de las agrupaciones musicales. Cuando tomas clases la responsabilidad del maestro es lograr músicos sensibles.

Que tengan la delicadeza para lograr sonidos limpios y depurados con violinistas sensibles en lo artístico.

Si estudias en el Conservatorio de Música Franz Liszt, te ofrecemos clases de violín para todas las edades con clases personalizadas.

No solo eso, tienes el privilegio de tomar clases con Diego Ortiz,  de los profesores más destacados dentro de la sede. 

Quien dijo a propósito de la cátedra «en cuanto al violín la demanda dentro de las agrupaciones musicales y agrupaciones sinfónicas es alta, la responsabilidad está en formar grandes violinistas con una técnica depurable y una sensibilidad a lo artístico»

También afirma que su visión pedagógica respecto a la cátedra que imparte  es «desarrollar en los alumnos una serie de habilidades tanto mentales como motrices con la finalidad de conseguir desarrollar  un dominio de la motricidad fina, secuenciada y graduada para que el alumno aprenda a controlarla de manera progresiva aplicada al instrumento».

Los alumnos podrán aprender a tocar el violín o la viola y llegarán a hacerlo parte de sus vidas, porque de tocar se vive, desde todos los puntos de vista, pero sin duda, se vive desde el alma.

Respecto a los cambios que tendrá el alumno que estudie esta carrera  el profesor Diego Ortiz dice que va a tener la confianza de enfrentar retos, tanto personales como en la música. Porque el estudio del violín le va a dejar la experiencia de una lección útil para toda la vida. 

Toma clases de violín, y descubre este universo de maravillosa melodía.

Infórmate más sobre las clases de Violín en el Conservatorio Franz Liszt

Solicita más información o reserva una cita con nosotros

Estoy Interesada/o en: