Por: Verónica Borja

La música es parte nuestra desde que nos encontramos dentro del vientre de nuestra madre, incluso los fetos escuchan los latidos del su corazón y su respiración, así como las voces del exteriores. En el desarrollo de los niños la música es muy importante, y es primordial estimularlos con ella ya que mejoraremos sustancialmente las áreas emocional e intelectual del niño. Podemos decir que la música mejora y potencia destrezas como:​

  • Atención y concentración, indispensables para la memorización
  • Auto conciencia corporal, para generar un cuidado de su cuerpo y del resto de personas.
  • Interacción social, amplia sus amistades.
  • Independencia, que incluso podría generar un aprendizaje autodidacta.