Por Sofía Izurieta
Michael Andreas Haeringer, niño pianista, concertista y compositor que además es descendiente de Franz Liszt, es un prodigo del piano.